top of page
  • luiseomc

Empresarios, la clave para reconectar con la sociedad, empezando con sus colaboradores, está en sus manos.

Actualizado: 8 jul

En un país donde los programas sociales gubernamentales, si bien ofrecen un alivio económico temporal, resultan insostenibles y potencialmente perjudiciales para la economía nacional, es crucial recordar que las necesidades de la población trascienden lo monetario. Las personas también anhelamos ser escuchadas, comprendidas y acompañadas en nuestras necesidades; y también exigidas, para poder desarrollar nuestro máximo potencial. 


Es en esta área donde tenemos la oportunidad de marcar una diferencia significativa y reconectar con una sociedad que por manipulación, ignorancia o por no haber sido atendida y tomada en cuenta, ha respaldado un sistema de gobierno, con un gen autoritario, que muy probablemente, desafiará la rentabilidad de las empresas.


 ¿Por qué es importante reconectar con la sociedad, empezando por los colaboradores?


 1.    Asegurar y mejorar la rentabilidad de las empresas: La rentabilidad de las empresas depende principalmente del compromiso y buen desempeño de su personal, de todos niveles. Es necesario contar con su apoyo especialmente en épocas de crisis.


2. Reconocimiento de la dignidad humana: Escuchar y acompañar a las personas, empezando por nuestros colaboradores, demuestra respeto por su individualidad y sus necesidades particulares.


3.    Fortalecimiento del tejido social: El diálogo y el encuentro generan conexiones auténticas que enriquecen a la comunidad en su conjunto y construyen puentes de confianza y solidaridad.


4.    Creación de un legado duradero: Las empresas que se interesan auténticamente por sus colaboradores y comunidad dejan una huella positiva que trasciende generaciones.


 ¿Cómo pueden reconectar las empresas con la sociedad y con sus colaboradores?


Principalmente, promoviendo el respeto a la dignidad humana y su desarrollo integral, sostenible y solidario, con el involucramiento, la participación activa, de sus colaboradores y otros grupos de influencia.



Algunas acciones específicas:


1.   Combatir la corrupción y la impunidad dentro y fuera de la empresa.

2.   Programas de Acompañamiento Personalizado Integral.

3.   Promover la justicia salarial con un enfoque ético.

4.   Promover una cultura de valores.

5.   Aprender a retener el talento, centrando el trabajo en las personas y no las personas en el trabajo.

6.   Fortalecer la seguridad de sus activos y personal.

7.   Apoyar a las familias de los trabajadores.

8.   Implementar el uso de energías limpias.

9. Apoyar la creación de nuevos modelos de negocio aprovechando los avances tecnológicos y las oportunidades macro-económicas.

10. Implementar soluciones para el agua.

11. Hacer lazos con el nuevo gobierno.


Implantar un sistema integral de Calidad Humana y Responsabilidad Social, como la Norma CRESE es una solución que hoy es más necesaria que nunca.


No hay tiempo que perder. Es hora de actuar.

31 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page